Cuando tuve mi primer entrevista laboral para ser Dev no sabía nada. Cuando digo nada es literalmente nada, cero. No sabía lo que era un condicional, no sabía lo que era un ciclo, mucho menos lo que significaba programar. Pero en mi tiempo libre, me gustaba mucho cambiarle los colores a los templates de Blogspot (RIP 💀) y aunque no tenía ni idea de lo que estaba haciendo, me tiré de cabeza a la pileta. Con todo este increíble conocimiento y la recomendación de un amigo fui a mi primer entrevista y quedé para el puesto. Fue medio de casualidad pero fue el salto mas “a todo o nada” que hice en mi carrera profesional hasta el momento.

Puede que al momento de leer esto ya hayas pasado por tu primer entrevista o en el mejor de los casos, para el propósito de este artículo, estés terminando un curso, un bootcamp, o cursando en la universidad. Y que de alguna forma se está acercando ese momento desafiante de comenzar a hacer valer lo aprendido en una entrevista laboral.


🧐 Aprende de las entrevistas

Una de las sensaciones más comunes de ir a una entrevista es no saber si realmente estás preparado para contestar todo lo que te puedan preguntar, sobre todo aquellas cosas técnicas. Probablemente con el tiempo esa sensación vaya menguando y con la experiencia adquirida a través de los años y cambios laborales, puedas anticiparte a preguntas claves o capciosas.

Si tu próxima entrevista va a ser una de las primeras prepárate para transpirar. Los nervios, la incertidumbre y la tensión física son síntomas que vas a experimentar a menudo en situaciones así, es simplemente una reacción corporal como consecuencia de la alerta extrema para intentar dar lo mejor que tenés. Para contrarrestar esto tratá de no estar a la defensiva y sentite uno más del lugar de trabajo, aunque todavía no trabajes ahí.

Tu primer trabajo no es ser desarrollador de software sino asistir a entrevistas de desarrollo de software. Esto puede enseñarte mucho. Puede que tengas suerte o que seas bueno y te acepten a la primera, aunque de no ser así, te pido que no te deprimas, suele ser normal. A cuantas más entrevistas asistas más experiencia vas a tener en la próxima y sabrás que mejorar. Tampoco te enamores de la primer oferta laboral que escuches, ya que en el mercado hay mucha demanda. Conocer varias de estas propuestas puede darte perspectiva para hacer una mejor elección, ya sea evaluando el clima laboral, la remuneración, la ubicación, aspectos legales, posibilidad de crecimiento, beneficios extra, tipo de empresa, o aquello que más te convenga.

Las entrevistas suelen ser diversas, me han tocado entrevistas muy técnicas, entrevistas tramposas, entrevistas muy relajadas, entrevistas en dónde quien hacía las preguntas era yo (las más divertidas), incluso entrevistas donde había alguien conocido. Por lo tanto es bastante impredecible intentar adivinar qué es lo que te puede tocar. De acuerdo a quién te está entrevistando, tenés que definir si querés “ser” o “parecer”. Uno tiene que “ser” cuando está muy confiado del lugar a donde se está postulando o si tiene algún conocido que lo está entrevistando. “Ser” como uno es, crea fidelización, uno se muestra tal cual es, no necesita generar un nuevo vínculo y por supuesto es lo ideal para mostrar más de tus capacidades. Pero por otro lado a veces hay que “parecer”, sobre todo si estás solito entre un puñado de gente que te va a poner a prueba. “Parecer” hará que te muestres en tu mejor forma a personas nuevas y así generar el mejor de los impactos para crear un nuevo vínculo, no es lo ideal, pero es efectivo y abre tu abanico de posibilidades. No me malinterpretes, “parecer” no significa mentir sino realzar, o levemente exagerar, aquellas cualidades que consideres que te pueden servir para la entrevista, siempre habrá momento para “ser” como uno es.


😎 No te subestimes

Puede que la entrevista tenga un buen contenido técnico y es fundamental que vayas preparado, esto significa simplemente refrescar algunos conocimientos pasados o hablar con alguien conocido y enviale el detalle de la propuesta laboral así te da una opinión. Es importante que en la entrevista te desenvuelvas de manera natural, que seas sincero, educado y humilde, que aquellas preguntas técnicas que no puedas responder simplemente contestes que no lo sabés. Te podés llevar la sorpresa en donde el entrevistador te lo termine explicando.

Sin embargo no subestimes tu conocimiento. En el área del desarrollo de software muchas empresas tienen la estrategia de conformar equipos de personas de diferentes perfiles y seniority. Si todavía no asististe a ninguna entrevista, o es una de las primeras, probablemente tu puesto corresponda a un desarrollador trainee o junior (alguien que recién empieza). Es común que en latinoamérica, debido a la gran demanda, las empresas grandes tengan una cuota de contratación para perfiles trainee con el objetivo de capacitarlos internamente. Por supuesto también hay puestos para perfiles junior donde pueden ingresar a un proyecto y estár productivos al instante, acompañados por supuesto de alguien con mayor experiencia.

Esto me hace pensar en las redacciones de ofertas laborales que se ven a menudo en Linkedin o similares. Generalmente las ofertas las escriben consultoras de recruitment o personas en puestos de recursos humanos, aunque no siempre es así. Muchos de estos roles, y sobre todo en empresas grandes, se definen a sí mismos como “headhunters” o algo así como “cazadores de talento”. Es normal que estas personas reciban un bono, plus, extra, comisión (o como quieras llamarlo) por cada contratación que hagan en la empresa para la cual trabajan y esto hace que muchas ofertas laborales se redacten de una forma que parezca que requieren personas extraterrestres, solicitando una enorme cantidad de conocimiento que abarcan distintas disciplinas, roles o que incluso apunten a un seniority inadecuado. El motivo de esto es generar una propuesta laboral lo suficientemente amplia para poder “cazar” una mayor cantidad de devs. Por lo tanto, mi recomendación es: si al menos conocés el 50% de lo que ves en la propuesta laboral, lo mejor que podés hacer es sencillamente aplicar al puesto. En el mejor de los casos puede que tu perfil coincida con lo que están buscando y te elijan. En el peor de los casos te llevas una experiencia más de cómo es una entrevista laboral y qué conocimientos tenés que reforzar.

🤗 Aprende del entorno

Para ir terminando, una vez que consigas tu primer trabajo como dev vas a haber dado el primer gran paso. Te sugiero que te nutras de la experiencia de tus compañeros tanto como puedas, sigas alimentando tu curiosidad, continúes aprendiendo, te rodees de gente que te haga sentir motivado y que llegado el momento adecuado vuelvas a repetir todo el proceso pero ahora con una mochila de experiencia en tus hombros que te permita tener más confianza para la próxima. Nunca sientas que traicionas a una empresa por cambiar de trabajo, recordala con los momentos buenos y los malos. Y por sobre todas las cosas siempre intenta agregar valor a todo lo que hagas allí dentro.

Muchos éxitos!
Luke✨ 

Comments

Leave a comment.

All comments are moderated. So, keep calm and wait for the approval.